martes, 13 de junio de 2006

Estadísticas Absurdas: Episodio 1. Remontadas.

En la cuarta jornada del Mundial de Alemania 2006 llegó la primera remontada del campeonato. Si entendemos "remontada" por aquel partido en el que gana el equipo que no ha marcado primero, ha sido la 86ª remontada en la historia de los mundiales. Ha habido un total de 87 hasta este mismo momento, pues hace unos minutos Corea ha remontado contra Togo un partido que parecía perdido. Antes de conocer esta cifra, este artículo iba dirigido a recordarlas todas, pero por economía de espacio y tiempo vamos a hacer referencia a las más significativas por unas u otras razones. Como hemos dicho, la primera remontada de este mundial se dio en la jornada de ayer (Australia 3 - 1 Japón, sabiendo que en el minuto 83 iba ganando japón 0-1). Un partido que ha inspirado este artículo. Los numerosos precedentes se iniciaron con el primer mundial. El 27 de julio de 1930, en el Estadio Centenario de Montevideo, Uruguay ganaba 6-1 a Yugoslavia un partido en el que Yugoslavia fue ganando desde el minuto 4 hasta el 18. Viéndolo en directo no diríamos que es una auténtica remontada, por lo abultado de la goleada posterior. Fue la única remontada de ese mundial, siendo el campeonato del mundo donde menos remontadas hubo junto a Italia 90 (donde también hubo una sola remontada, de Costa Rica a Suecia). Si el primero fue el mundial en el que hubo menos remontadas, en el que hubo más fue el último: En Japón-Corea vimos 9. Le sigue Argentina 78, con 8 en la mitad de partidos, con lo que por media podemos decir que ganaría el mundial de Kempes.

Nada menos que en siete finales se dio esta circunstancia. La última vez fue en 1974, cuando la Alemania de Beckembauer remontó el gol de la Holanda de Cruyff y se impuso por 2-1. La más famosa quizá sea el "Maracanazo", en Brasil 50, aunque no fuera realmente una final. En este partido definitivo Brasil empezó marcando contra Uruguay en un partido en el que el empate le daba el mundial. Al término del partido Uruguay había ganado 1-2 ante doscientos mil brasileños que habían quedado mudos. La final más apasionante en este sentido fue sin duda la de 1954, en Suiza. La mejor Hungría de la historia se enfrentaba a una Alemania a la que había goleado en primera fase. En el minuto 8 el equipo magiar iba 0-2 arriba. El resultado final fue de 3-2 para la RFA.

Sensacional fue el partido de cuartos de final entre Austria y Suiza en 1954. A los 25 minutos Suiza ganaba 0-3. En 9 minutos Austria metió cinco goles. A partir del 5-3 se fueron alternando los goles hasta el 7-5 definitivo. Vibrante fue el famoso Portugal-Corea del Norte de 1966, bastante paralelo al anterior ejemplo. Corea del Norte se puso 0-3 en 25 minutos. El Mozambiqueño Eusébio marcó cuatro goles para Portugal entre los minutos 27 y 59. Augusto terminó de rubricar la remontada con el 5-3 final. Una remontada que no lo fue del todo fue la semifinal entre Francia y Alemania en España 1982. En el minuto 90 iban 1-1 (primero marcaba Alemania y posteriormente Francia). En los primeros minutos de la prórroga Francia se puso arriba por dos goles, pero no pudo evitar que Alemania lograra empatar antes de que el tiempo reglamentaria acabara. Con el 3-3 se fue a una tanda de penalties en el Sánchez Pizjuan que acabaría ganando Alemania. Especialmente significativo fue el papel de Checoslovaquia en México 1970. Sufrió dos remontadas en contra en tres días: el 3 de junio perdía 1-4 frente a Brasil después de haberse adelantado en el marcador, el día 6 lo hacía 1-2 ante Rumanía de la misma manera. El Checoslovaquia-Brasil es el partido más repetido en la historia de las remontadas mundialistas: hasta tres veces se han encontrado, y siempre Brasil ha acabado remontando. 1-2 en el 38, 1-3 en la final del 62 y 1-4 en el partido al que nos hemos referido antes en 1970.

España también ha vivido, para bien o para mal, sus remontadas propias. El primer caso fue precisamente contra Brasil en 1962. 0-1 durante casi todo el partido, habiendo anulado injustamente el 0-2 el árbitro chileno Sergio Bustamante y en los últimos 20 minutos Brasil le dió la vuelta al partido hasta ponerse 2-1 a su favor. En el mundial de Inglaterra tuvimos una de cal y otra de arena. En el estadio de Hillsborough, de Birmingham, remontamos un 0-1 a favor de Suiza para lograr la victoria. Cinco días después, Alemania nos devolvió la que hicimos a sus vecinos en la misma ciudad, pero en el estadio Villa Park, con idéntico resultado. Con polémica arbitral incluida (con un penalty a favor de España varios metros fuera del área), remontamos en el estadio Luis Casanova de Valencia el 0-1 en contra ante Yugoslavia y acabamos ganando 2-1. Parecía el eterno resultado de las remontadas en las que España era protagonista. Esta estadística se rompería en octavos de final en México'86. Dinamarca empezó marcando, pero con cuatro goles de Butragueño y un quinto de Goicoechea se consiguió el pase a cuartos. En USA'94 sufrimos un empate a 2 con Corea del Sur cuando se iba ganando por 2-0 en el minuto 85. La penúltima remontada es de triste recuerdo para todos. El partido contra Nigeria en Nantes empezó con gol español. Después del empate nigeriano, un golazo de Raúl nos volvió a poner por delante, pero los africanos acabaron imponiéndose por 3-2. En el mundial de Japón y Corea España empezó perdiendo esta vez contra Paraguay. Felizmente para todos, el resultado final fue la victoria de España por 3-1, vengándonos así de los fantasmas del pasado.

No hay comentarios: