martes, 27 de junio de 2006

Estadísticas Absurdas. Episodio 5. Tandas de penalties.

En el fondo os lo esperábais. Si ya lo hice con la primera remontada y el primer gol de penalty, ¿Cómo iba a evitar hablar de la primera tanda de penalties del mundial de Alemania 2006? Aun lamento profundamente no haber dicho nada de la primera prórroga (quizá lo haga próximamente, uno está de exámenes, y si no llego a hacer uno hoy -me ha salido bien, por cierto- no sé si habría entrado a hacer esto). Por si no habéis visto el partido y os da igual saber el resultado (si no queréis saberlo porque queréis ver el partido repetido no sé qué carajo hacéis entrando a un blog sobre el mundial, que os lo hagan mirar), el Suiza-Ucrania de octavos de final ha acabado con un empate a 0 tras prórroga solventado en las tandas de penalties. El desenlace ha sido triste. Me parece genial que haya pasado Ucrania, no tengo nada en contra suya, ni especialmente a favor de Suiza, pero vamos, chicos, ¿no meter ni uno? ¡Eso es un hito histórico! Si es que aunque no quiera tengo que ponerme con esto. En fin, veamos historias sobre tandas de penalties y otras formas de resolver empates y tal.

Una de las cosas que diferencian el fútbol de los deportes que más suelen triunfar en USA (por ejemplo), es la relativa facilidad con que se empata. Siempre es posible empatar en un deporte, eso es cierto, y por ello en todo caso se crean normas para desempatar. En los juegos de equipo en los que entra en juego una pelota, desde el principio de los tiempos, se ha echado mano de la prórroga, un tiempo añadido al final del reglamentario que proviene, sin duda del callejero "el que meta gana" (con matices: "el que meta gana" se usa incluso si el partido va 8-3 si alguien se tiene que ir en los siguientes minutos, y sólo se acepta un gol, como en el gol de oro). Desde el principio de los mundiales se ha jugado prórroga en caso de empate (aunque en realidad no hizo falta en 1930, pues no hubo empates fuera de la primera fase). El siguiente problema que apareció era claro, lógico, de cajón... ¿Qué pasa si pasa el tiempo añadido y permanece el empate? Esto es ya más difícil.

En teoría, en los campeonatos mundiales de fútbol, en un inicio y hasta 1974, se decidió la FIFA por los llamados "partidos de desempate". Es algo largo y complejo de explicar, pero básicamente, si después de prórroga hay empate, al día siguiente se juega otra vez el mismo partido (con prórroga si hace falta). Por lo que sea, nunca se ha tenido que desempatar un partido de desempate mundialista. Hemos dicho "en teoría" porque entre 1930 y 1974, a lo largo de diez mundiales, sólo en dos de ellos hubo que acudir a estos partidos de desempate. El primero de ellos enfrentó nada menos que a España con Italia. Habían empatado a uno tras prórroga en los cuartos de final de Italia 1934. España contra el anfitrión, que además es italia, y para colmo en cuartos de final. Estaba cantado, el partido de desempate lo ganó 1-0 Italia. Otros tres partidos de desempate se han jugado en los mundiales, los tres en Francia 1938. En ellos, Suiza ganaba 4-2 a Alemania después del inicial 1-1; Cuba tumbaba 2-1 a Rumanía tras el 3-3 de "la ida"; además, Brasil se libraba 2-1 de Checoslovaquia luego de un 1-1. Hay que destacar que en Francia 1938 previó esta posibilidad y reservó días para estos partidos (cosa que no se había hecho en Italia 1934). Desde entonces y hasta que se "abolieran" los partidos de desempate, no se volvieron a dar. Fuera de la fase final de los mundiales, es famoso el partido de desempate vivido entre Turquía y España para la clasificación de Suiza 1954 en el que el propio desempate acabó en empate (vaya paradoja), con lo que la opción fue... sí, un sorteo perro, como si no pudieran jugar de nuevo. La suerte no ha sido la aliada de España casi nunca, así que, sin ánimo de parecer victimista, afirmaré que ya imaginaréis quién salió ganador de ese sorteo.

No hay que confundir estos "partidos de desempate" con los llamados "partidos de definición". Los partidos de definición tuvieron una existencia corta, sólo llegaron hasta el mundial de 1958. Se trataba de encuentros que resolvían empates a puntos en los grupos de primera fase. La diferencia de goles, hasta Chile'62, no contaba. Sólo en 1954 y en 1958 funcionaron estos partidos. Se jugaron cinco en total, dos en Suiza y tres en Suecia. En cuatro de ellos ganó el equipo que, por diferencia de goles, habría quedado descalificado (quizá por esto se optó por eliminar estos cruces previos a la segunda fase). En concreto, Alemania ganó a Turquía el suyo cuando debiera haber caído en primera fase (Alemania acabaría ganando ese mundial). En otro grupo, Suiza ganó a Italia, habiendo obtenido peor diferencia de tantos. Lo curioso del tema es que en 1954 el partido de definición contaba para la clasificación del grupo, de forma que Suiza no acabó segunda e Italia tercera, sino que el equipo helvético acabaría adelantando a Inglaterra en la cabeza de su grupo. En 1958, al menos, no se contabilizaba el partido de definición para la clasificación, pero tampoco esto los hizos más justos: Irlanda del Norte y Gales ganaron su clasificación ante Checoslovaquia y Hungría, que debieron pasar como segundas de grupo. Sólo la URSS pasó "mereciéndoselo" en el partido de definición que la enfrentó a Inglaterra. Como hemos dicho, a partir de 1962 los partidos de definición pasaron a la historia.

Historia distinta es la de las tandas de penalties. Ya sabéis, tras la prórroga de 15 minutos se lanzan cinco penalties por equipo, ganando quien más penas máximas anota. Si persiste el empate tras los cinco primeros, se pasa a una muerte súbita, lanzando un tiro desde los once metros cada equipo hasta que uno falla y el contrario marca. Su origen es oscuro. Parece claro que el primer partido que se resolvió así fue una semifinal de la primera Watney Cup. Hagamos un alto. La Watney Cup es un trofeo inglés que se desarrolló entre 1970 y 1974. A ella iba el equipo más goleador de la temporada anterior de cada una de las cuatro divisiones superiores de la liga inglesa (no veáis qué paranoia). En una de las semifinales de la Watney Cup de 1970, decíamos, se enfrentaron el Hull City y el Manchester United, pasando a la final los segundos por este procedimiento. Hay una teoría, no obstante, que dice que a mediados de los 60, en España, el Cádiz invitó al Real Madrid al Trofeo Carranza. El Real Madrid se negó a ir porque el sistema de partidos de desempate en caso de empate tras prórroga era incompatible con su calendario de pretemporada. La directiva del Cádiz, para solucionar esto, preguntó a la FIFA si podía resolver esa situación por medio de los lanzamientos desde el punto de penalty. La FIFA prometió estudiarlo en el futuro, pero cuando adoptó una decisión parece que los organizadores de la Watney Cup se adelantaron a cualquier otro torneo que pensara utilizarlo. Después de eso, la primera competición internacional en la que se usó este sistema fue la Eurocopa de 1976, sólo un partido necesitó esta solución: la final entre Alemania y Checoslovaquia que ganó la segunda. Fue el partido del famoso penalty de Panenka. Volvió a utilizarse en la Euro del 80 (pues en Argentina 78, cuando se estrenaba esta posibilidad, no hizo falta, al no darse empates en las semifinales o la final), en el tercer y cuarto puesto. La primera tanda de penalties en un mundial se dio en el Sánchez Pizjuán de Sevilla, en la semifinal del Mundial'82 que enfrentaba a Francia y Alemania.

Tras una prórroga no apta para cardíacos, el resultado final era de 3-3. Al empezar la tanda, los dos primeros penales de cada equipo fueron anotados. Stielike falló el tercero para Alemania (¡¡¡era el primer jugador en fallar un penalty en una tanda mundialista!!!). Aunque Francia materializó su tercer lanzamiento, no tuvo tanta suerte con el cuarto, que Six no anotó. Tras la tanda de cinco, la tanda iba 4-4. En la muerte súbita Hrubesch marcó y Bossis falló, y Alemania pasó a la final. En México'86 se dieron tres desempates desde el punto de penalty, todos en cuartos de final. Francia se deshizo así de Brasil, con un global de 4-3 en el que el penalty decisivo fue marcado por Luis Fernández. Alemania Federal lo tuvo más sencillo ante México (4-1). Y España... ¿penalties en cuartos de final? Eloy mandó fuera el segundo y Bélgica se llevó la tanda por 5-4.

Italia'90 fue el Mundial, hasta la fecha, en el que más partidos se decidieron mediante este sistema. En octavos Irlanda vencía así a la Rumanía de Hagi (5-4); en cuartos, Argentina hizo lo propio con Yugoslavia (3-2); en semifinales Alemania venció a Inglaterra y Argentina a Italia con sendos 4-3 en sus tandas. En USA'94 sólo hubo tres tandas. Bulgaria eliminaba así a México (1-3)en octavos; Suecia a Rumanía en cuartos (5-4, fallando el suyo Petrescu) y famosa es la tanda de la final entre Brasil e Italia (3-2, con fallos de Baresi, Massaro y Roberto Baggio) que hizo a Brasil tetracampeona.

En 1998 Argentina superó octavos ante Inglaterra con una tanda (4-3). Francia eliminó a Italia también 4-3 (esta vez R. Baggio metió el suyo, pero quedó fuera igual). En la semifinal entre Brasil y Holanda un 4-2 llevó a los brasileños a la final. En 2002 sólo hubo dos tandas de penalties, en ambos casos involucrando a España: 3-2 a favor en octavos frente a Irlanda y 3-5 en contra en cuartos frente a Corea.

En 2002 ya se ha dado la primera tanda de tiros de penalty para definir una eliminatoria. Por primera vez una de las selecciones no ha marcado ni uno solo de sus intentos (Suiza, parecía ya de coña). Ucrania sigue adelante.

3 comentarios:

Rifle dijo...

No conocía lo de los partidos de definición :O

Mola el artículo :P

Baggio dimisión xDD

Anónimo dijo...

La tanda de penalties la inventó un directivo del Cadiz, Rafael Ballester, te dejo algunos links para demostralo:

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20060818110433AAzayDZ&show=7

http://www.as.com/articulo/opinion/don/Rafael/Ballester/innovador/dasopi/20060818dasdaiopi_1/Tes/

http://cadistas1910.awardspace.com/modules.php?name=Content&pa=showpage&pid=26

José David Alvarado dijo...

Mae esta información está demasiado buena en especial lo de los partidos de definición; y sí que carajo que España no haya logrado eliminar a los turcos porque un carajillo haya sacado el nombre de Turkía de un sombrero.

Buena nota al mop que lo escribió.

JDA Costa Rica