lunes, 5 de junio de 2006

Las mascotas de los mundiales cumplen 40 años

Y por eso viene aquí este especial sobre el tema. No es un tema menor. Si antes de 1966 sólo los terremotos en Chile, el 'bambino' que nos dejó fuera del mundial de Suiza, Mussolini y el tío que jugó en Uruguay con un solo brazo podían considerarse cercanos al concepto de 'mascota del mundial' como símbolos animados del campeonato futbolístico más importante del mundo, a partir de que el fútbol volviera a casa por primera vez, y en adelante, este símbolo pasaría a ser un personajillo de ficción. Les invito a un viaje por estos retazos del ayer, mezcla de test de memoria y de clase de historia mundialista. Comencemos.El mundial pionero en este tipo de lides fue, como ya se ha comentado, el que se llevó a cabo en la isla de Inglaterra. Y la primera mascota fue, como no podía ser de otra forma... sí, un león. Willie. En unos años en los que los 'beatles', los 'rolling', la primavera de París o la minifalda estaban en todo el panorama cultural europeo o a punto de llegar, pocos podían esperar un tipo así, iconográficamente una especie de miembro de los 'happiness' (ese grupo ficticio del que se sirve la mtv para promocionarse) pero en plan británico. Tal vez un autobús de dos plantas o el típico bobby inglés dirigiendo el tráfico habrían sido más adecuados, pero ya se sabe el vínculoque existe entre los leones y la selección nacional inglesa. Debe ser uno de los tres leones de la canción, vamos.
Cuatro años más tarde, en el que algunos consideran "el mejor mundial de la historia", en el que el trofeo Jules Rimet acabaría al fin en las vitrinas brasileñas, el campeonato se celebró en un país que recientemente había acogido unas olimpiadas (dos años antes escasamente). En tierras aztecas se dio un nuevo giro de tuerca y la mascota por primera vez era un ser humano. Su nombre: Juanito. La influencia de esta mascota en el panorama futbolístico posterior es innegable: Juanito Maravilla, Juanito el del Betis... y otros muchos más. Eran tiempos de perpetuar estereotipos nacionales, y un niño mejicano jugando al fútbol con el típico sombrero del país norteamericano simbolizaba sin duda la idiosincrasia del fúbol al otro lado del charco. Difícilmente esta idea podía ser superada, salvo que aceptásemos un puma haciendo una chilena (idea descartable para evitar hacer publicidad de una conocida marca de ropa deportiva) o Moctezuma rematando de cabeza. En todo caso hemos de aplaudir a la primera mascota con nombre hispano. Todos tenemos un pequeño Juanito dentro de nosotros.
Después de la primera mascota, y la primera mascota humana, Alemania tenía la difícil misión de no repetirse extraordinariamente, y vaya si lo consiguió. Para los que crean que la primera vez que hubo más de una mascota fue en Japón Corea (se ve que alguien lo pensaba, yo ni conocía la mascota de Japón Corea), se equivocan. Para acompañar la resurrección del fútbol europeo tras la década de Edson Arantes do Nascimento venían dos simpáticos teutones futboleros: Tip y Tap. En el tiempo de los 'hippies' y la guerra de Vietnam, la pretransición española y el recuerdo del secuestro de los israelíes en las olimpadas de Munich (curioso, dos mundiales seguidos justo dos años después de que en la ciudad de la final se celebrasen las Olimpiadas), estos simpáticos niños hicieron las delicias de los Müller, Neeskens y tantos otros. Obsérvese como la eficiencia alemana es patente en esta mascota: Un rubito cuya cabeza tiene forma de salchicha de Franckfort y uno más bajo cuya postura echándole imaginación es la de una jarra de cerveza. ¿Casualidad? Puede ser.El mundial volvía a sudamérica por primera vez desde 1962 cuando Argentina ganó por primera vez. No diga gol, diga Kempes, pero también, "no diga Argentina 78, diga Gauchito". Hay que reconocer que, si esta sección intenta alabar cualquier originalidad que apareciese en las mascotas, hay poco que podamos decir de Gauchito. Si lo comparamos con Juanito, los paralelismos son incuestionables: Crío jugando al fútbol con el sombrero típico del país anfitrión. Esta especie de Playmóbil de la Pampa fue en exceso identificable con la selección albiceleste, lo que es criticable (una mascota es para el mundial, no para la selección del país organizador). Tras ardua búsqueda hemos conseguido, no obstante, cantar una virtud original de Gauchito: Es la primera mascota humana que no mostraba su ombligo (que yo creo que ya estaba bien, parece que a los deportistas no les viniera bien la camiseta, por dios).Mención aparte merece la que quizá sea la primera mascota que muchos recuerden. En efecto, nos referimos a Naranjito. Este entrañable cítrico era contemporáneo de la movida madrileña, el gobierno de Calvo Sotelo (el presidente más breve de la democracia), y el auge del grupo "queen", cuyo alma mater Freddy Mercury años después cantase la canción de las Olimpiadas de Barcelona. Me parece que es innegable la originalidad de esta mascota: Por primera vez era un vegetal el que hacía el papel de símbolo del Mundial. En España es recordado especialmente por el trauma que creó en toda una generación (los expertos dicen que los niños de entonces comen menos frutas que sus padres, y la bombona de butano se ha visto desde entonces sustituida por gas ciudad paulatinamente) y por las ganas que dio a todos los españoles por organizar otro mundial: podemos mejorar esto.Eso mismo debieron pensar en México D.F. respecto a Juanito. La Mano de Dios, la guerra de las Malvinas, la era Reagan... no podían ser comprendidas por cualquier sociólogo sin hacer referencia a Pique. Ríos de tinta han corrido acerca de lo que podía ser Pique. ¿Un cactus? ¿Un extraterrestre venido a menos? No, según las fuentes más autorizadas Pique debía ser un Pepino. No es coña, es exactamente eso. Un Pepino con sombrero mejicano. Otro vegetal, pensaréis, pero aquí la originalidad es que por primera vez en la historia la mascota de un mundial era un vegetal que no crece en los árboles, o si lo preferís la primera vez que un vegetal llevaba sombrero, en cualquier caso está muy cogido por los pelos.Os sonará la estética noventera de Ciao, la mascota de Italia'90. La primera vez que podemos decir que el propio balón era símbolo del mundial (aunque esto es interpretable), en cualquier caso sí que fue pionera esta mascota como la primera vez que no era ser vivo (persona, animal o planta), sino una cosa. La geometría era algo que echábamos de menos. Nada mejor para simbolizar lo que el fútbol de la época significaba: el orden. El orden de la selección alemana de Klinsmann y Mathaus, el orden del fútbol holandés de Van Basten, Gullit y Rijkaard (que jugaban en Italia, precisamente). Geometría, orden, líneas rectas. Líneas rectas, como las de la arquitectura contemporánea, como las del ya derrumbado muro de Berlín. Sin duda Ciao era la quintaesencia de la sociedad y el fútbol del momento.Para tomar el relevo a sus insignes precedentes, un perro fue el encargado de representar a las mascotas en el país de las mascotas. Estados Unidos, donde la experiencia en este campo es innegable. No en vano, cada equipo de la NBA tiene la suya, bastante currada, por cierto. Cualquier equipo local de Béisbol de una ciudad pequeña también tiene la suya. Ellos inventaron a Mickey Mouse, al Pato Lucas, el diseño de la botella de Coca-Cola, el logo de McDonald's... La Warner Bros fue la encargada de la creación de Striker (delantero), un perro que hizo las delicias de los hijos de los vendedores de merchandising junto al Rose Bowl y otros estadios yanquis. Su misión fue la más difícil de la historia: difundir el evangelio del 'soccer' en el país del basket, del football, del hockey, del béisbol, diablos, en el país de todos los deportes menos del fútbol europeo. ¿Veredicto? El mundial fue un éxito de organización, con una final made in Hollywood, la selección norteamericana no lo hizo mal para lo que se esperaba de ella (eliminados el cuatro de julio contra la que a la postre sería campeona)... pero sinceramente, ¿alguien recuerda al primo americano de Cobi? Personalmente, recuerdo mejor las mascotas de los mundiales anterior y posterior que a Striker, el mejor amigo del futboladicto.El mundial de Francia, en 1998, marcó una vuelta a los valores nacionales del país organizador. No podía ser menos, los franceses son así. Realmente podríamos esperar que en USA un águila o un miembro de la familia Bush, y en Italia una pizza o una góndola, fueran mascotas, pero no fue así. En la Galia, sin embargo, no se perdió la oportunidad de darle protagonismo a un gallo. ¿El nombre? Propio de una historia de Goscinny y Uderzo: Footix, la última gran mascota que se recuerda (porque ¿quién no tiene en la memoria la imagen de Footix? Esta parte del artículo podría haberse hecho sin agregar la imagen).Parecía que el tema de las mascotas estaba estancado. Quitando la de Italia'90, no había nada nuevo en el panorama: Un gallo, un perro, una naranja, un pepino... ¿se había retrocedido décadas en la imaginación de los diseñadores? Para el primer mundial asiático la cultura oriental pondría una solución a este problema. Las dos opciones claras eran hacer un personaje 'manga' o una mascota tridimensional para videocosola. Muchos pensarán que la mascota de Japón Corea 2002 fueron esos globitos alargados que los coreanos hacían chocar entre sí pa armar ruido. Sin embargo hemos de desmentir esta leyenda urbana. Las mascotas del mundial nipón fueron Ato, Kaz y Kaz (aunque en otros sitios a uno de los 'Kazs' le llaman 'Nik', tengo un problemas de fuentes). Os habréis dado cuenta de la gran novedad: se había dado el siguiente paso. No era una ni dos las mascotas elegidas, sino tres. No es fácil decir lo que son Ato, Kaz y Nik. Quizá sean tres de los monstruos de supermario bros que se han pintado el cuerpo. En todo caso, y al igual que en el caso americano, pasaron sin pena ni gloria. Ato, Kaz y Nik son, sin duda, los grandes olvidados del mundial del extremo oriente.Y llegamos al final de nuestro camino. El nonato mundial germano de 2006 recupera al mismo tiempo las mascotas animales, las mascotas "cosa" y las mascotas "a dúo". Goleo VI y Pille, un león (¿homenaje a Willie en su 40 cumpleaños?) y un balón parlante. Es pronto para juzgarlos, pero la suerte está echada y el tiempo pondrá a cada cual en su lugar.Willie, Juanito, Tip, Tap, Gauchito, Naranjito, Pique, Ciao, Striker, Footix, Ato, Kaz, Nik, Goleo, Pille... Es difícil decidir un veredicto final en cuanto la mascota más original, la más fea, la mejor, la más conocida... Son muchas, unas mejores que otras, pero si algo hemos aprendido aquí es cuál es la mejor mascota de toda la historia. Sin dudarlo un segundo. Cobi.

4 comentarios:

Rifle dijo...

CoBi forever!

Anónimo dijo...

What a great site, how do you build such a cool site, its excellent.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.

Anónimo dijo...

Pique no es un pepino: es un chile, ahora siéntate a corregir este post.

Las mejores mascotas: naranjito, pique y footix.

las peores: las chingaderas de corea-japon y ciao.

De las olimpiadas cobi es una cagada.