miércoles, 22 de enero de 2014

Sobre magias y audiencias televisivas



Esta tarde hemos asistido a la demostración fehaciente de que el fútbol español tiene al enemigo en casa. Es algo que todos sabíamos o, al menos, intuíamos desde hacía ya mucho tiempo. Alguien dijo que poner a Javier Tebas como presidente de la LFP era como poner a un zorro al cuidado de las gallinas, y por desgracia el tiempo no hace sino darle la razón día tras día.

Muchos no sabréis de qué estoy hablando. Que por qué precisamente ha sido hoy cuando hemos despertado de golpe del sueño de que aún había esperanza para el fútbol español. Y no os culpo. No todos tenéis por qué tener Twitter. Ni haber estado a la hora exacta mirándolo. Porque, como era de esperar, las pruebas han sido borradas con alevosía... o por consejo de unos asesores con algo más de inteligencia.

Pero dejémonos de historias y misterios. ¿Qué es lo que realmente ha pasado esta tarde? Todo vino a raíz de este artículo de Felipe del Campo en Marca, en el que dejaba a las claras que para él el fútbol se reduce a Madrid, Barcelona, Atlético y tres o cuatro equipos más, menospreciando a los equipos modestos y asegurando que las ediciones de Copa donde los modestos copan el protagonismo le quitan prestigio a la competición. Tras una contestación de Áxel Torres asegurando que "precisamente la posibilidad de que se dieran esas finales era lo que a algunos nos parecía atractivo", el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, señor Javier Tebas, entró como un elefante en una cacharrería, preguntando con ironía si sería atractivo ver a países pequeños en un Mundial:


Ya tenemos el primer fallo. ¿Los equipos pequeños no tienen el mismo derecho que los demás a disfrutar de la gloria?

Sigamos. No contento con el menosprecio efectuado a todo el fútbol modesto (no sólo a las selecciones pequeñas), publica un artículo cargando contra la FA Cup y volviendo a menospreciar al fútbol modesto, personificado en esta ocasión en una hipotética victoria de Chipre sobre Alemania.


Pero ahí no acaba la cosa. Aún quedaba la traca final. Àxel habla de la magia de partidos de la Coupe de France donde equipos amateurs se enfrentan a profesionales y... bueno, Tebas contesta esto:


Por si no había quedado claro con sus actuaciones hasta la fecha (recordemos su famoso "el modelo [de reparto de derechos televisivos] inglés no es justo porque es demasiado igualitario"), para Javier Tebas la magia del fútbol se reduce a las audiencias televisivas. No hay más. El fútbol se ha reducido a una simple cuestión de números. No sería grave si el que lo dijera no tuviera el poder de decidir sobre la gestión del fútbol español. Y no, ése no es el peor tuit de todos. Sólo unos mensajes más abajo vemos cómo afirma, sin avergonzarse, ruborizarse ni nada parecido, con toda la naturalidad del mundo, que la afición del Recreativo de Huelva cambiaría el jugar una final de Copa por ascender a Primera División. ¡¡¡Cambiar una final de Copa por un mísero ascenso a Primera!!! Está claro que en su mundo de audiencias y poco más es más importante el asegurarse cuatro partidos al año ante Barcelona y Real Madrid, pero en el mundo real no creo que haya ni cinco personas que prefieran eso a jugar una final de Copa y tener la oportunidad de ganar un título.

El último tuit que rescatamos no es tan explosivo como los anteriores, pero vuelve a demostrar que para él la magia del fútbol tiene poco que ver con lo que ocurra sobre el terreno de juego.


Hasta aquí la recopilación de tuits, tuits que ya no aparecen si entráis en su perfil de Twitter (no sabemos si abrumado por la reacción de la gente o por cobardía de saber que la has liado e intentar borrar las pruebas). Ahora voy a dar mi opinión personal sobre el asunto:

  1. Tanto Felipe del Campo como Javier Tebas caen en un error que le puede pasar una factura enorme al fútbol español: Sin los equipos modestos, los equipos grandes no son nadie. Si los cimientos de un edificio caen, todo el edificio cae con él. Y los cimientos del fútbol son los equipos modestos, el fútbol pequeño. Si ellos caen (y cada año caen más y más), al final todo el fútbol caerá. Sin equipos modestos, ¿contra quién jugarán los grandes?

  2. Por mucho que se empeñen en menospreciar todo lo que no huela a equipo grande, cualquier equipo, sea de la división que sea y tenga la afición que tenga, merece poder disfrutar de la gloria como cualquier otro. Los títulos no están vedados a los cuatro equipos de siempre. ¿A cuento de qué viene menospreciar unos cuartos de final con Numancia, Atlético, Sevilla, Osasuna, Athletic, Valladolid, Gramanet y Betis? ¿El simple hecho de que ni Madrid ni Barça llegaran a cuartos de final ya le quita valor a la competición? Sigue siendo la misma y tiene el mismo prestigio.

  3. ¿Por qué tienen tanto miedo a poner la Copa a partido único? ¿Es que los "grandes" tienen miedo a competir en igualdad de condiciones con el resto de equipos? Si tanto miedo les da caer ante un 2ªB, nada mejor que jugar con ganas ese partido. Disponen de un presupuesto infinitamente superior y una plantilla repleta de internacionales... ¿por qué han de contar con la ventaja de tener un partido de vuelta en casa donde poder arreglar un posible tropiezo en la ida? Eso sí, luego hay que criticar el calendario porque hay muchos partidos... Eliminatorias a partido único sorteando el campo. No es tan difícil.

  4. ¿Cómo es posible que siempre que hay hazañas coperas en Francia o Inglaterra (y, en menor medida, en España, casos de Numancia, Figueres, Mirandés...) se llenan páginas de periódicos alabando a esos equipos y, sin embargo, se saque un artículo en el que se critica que esos mismos equipos sean capaces de llegar a las últimas rondas en detrimento de los grandes? Si tantos periódicos venden esas historias de modestos reclamando su momento de gloria, ¿por qué tantas trabas para intentar evitarlas en España?

  5. ¿Cómo es posible que el presidente de una institución que engloba a 40 equipos sea capaz de menospreciar tan abiertamente a más de 30 de ellos? ¿Nadie va a quejarse abiertamente de esta falta de respeto?
     
  6. El fútbol, mal que le pese a Tebas, es algo más que audiencias televisivas. Como continúe con esta actitud, menospreciando al aficionado, va a acabar matando la gallina de los huevos de oro y todo el sistema del fútbol español acabará estallando. La estructura ya está empezando a presentar grietas en la base (2ªB, Tercera, incluso Segunda)... o se pone remedio pronto o acabará viniéndose abajo todo y sólo habrá tiempo para lamentarse.
     
  7. La culpa de todo esto, sin embargo, no es de Tebas. Es de los propios clubes, que fueron quienes le votaron. Y, centrándonos en la Copa, la culpa del formato actual es de los propios equipos de Segunda B que se vendieron por un puñado de billetes hace unos años para cambiar el formato de eliminatorias a partido único a mitad de temporada. Que a nadie se le olvide. El fútbol tiene al enemigo dentro, pero este enemigo no es únicamente la cabeza visible del mismo. Está mucho más extendido.
Hoy he dejado de creer un poco más en el fútbol. Y el fútbol también es menos fútbol con estos dirigentes. Esperemos que alguien lo salve antes de que sea demasiado tarde.

P.D: ¿Qué pasaría si los equipos modestos se cansaran de estos desplantes realizados por el presidente de la Liga? ¿Qué pasaría si la gente dejara de acudir a los estadios? ¿Se da cuenta Tebas de que es lo que está consiguiendo poco a poco? Sin gente en las gradas el fútbol es menos espectáculo. Y, sin espectáculo, las televisiones acabarán por pagar menos. Y entonces vendrán los madres mías.


1 comentario:

Unknown dijo...

Hola, soy de Argentina, colecciono camisetas de futbol, pero solo lo hago con ROJINEGRAS A FRANJAS VERTICALES, si te interesa este tema por favor escribe a mi correo:

http://blog.rpp.com.pe/dcoleccion/2013/07/10/un-coleccionista-de-corazon-rojinegro-a-rayas-verticales/

Seria un placer para mi recibir vuestra respuesta.-

joeelpolentero@yahoo.com.ar

Saludos

Fidel