sábado, 17 de junio de 2006

Argentina maravilla y Holanda sufre...

El denominado "grupo de la muerte" al final no lo ha sido tanto. Normalmente, los grupos que reciben esta denominación suelen acabar decidiéndose en la última jornada con partidos de infarto o cosas así (aún recuerdo el grupo de México, Noruega e Italia de USA '94, tremendo), pero este año ha sido todo lo contrario. En dos jornadas, dos equipos clasificados y dos a la calle. Sin emociones de última hora, sin aficiones en vilo escuchando la radio para ver si el otro resultado les favorece. Argentina y Holanda han vencido en sus dos partidos ante Serbia y Costa de Marfil y ya se han clasificado para los octavos de final, si bien es cierto que no ha sido todo lo fácil que parece indicar la clasificación del grupo. Pese al ridículo que han protagonizado hoy los serbios, ante Holanda dieron una buena imagen y le pusieron las cosas muy difíciles a los tulipanes, y los africanos no han merecido irse del Mundial a las primeras de cambio ni de lejos. Pero el fútbol es así de injusto a veces...

Los de José Pekerman, con un juego de toque, toque y más toque, han pasado por encima de una Serbia que hoy no ha jugado a nada. De hecho, parecía que no se jugaban seguir con vida en el Mundial. Luego ha salido Petkovic con unas declaraciones que no tienen ni pie ni cabeza, diciendo que cambió su estrategia de juego por la presión de la prensa y tal... también dijo que "es muy difícil jugar para un país que no existe", cosa que sí que se puede entender y comprender. Fuera por lo que fuese, la cosa es que Serbia fue una banda de equipo y Argentina, al toque (y casi al trote) jugueteó con ella como quiso. Tres goles en la primera mitad y tres tras la salida de Messi, que se convirtió en el argentino más joven en debutar en un Mundial (y, por supuesto, en marcar). Argentina ya está en octavos y jugando bien, asustando para las eliminatorias. Habrá que seguirla muy de cerca.

Por su parte, Holanda eliminó injustamente a Costa de Marfil tras derrotarle por 2-1, en un partido en el que los tulipanes jugaron bien hasta el 2-0 y francamente mal el resto del encuentro. Siguen sin volcar mucho el juego a las bandas, y realmente no es que metan mucho miedo jugando así, pero van sacando adelante sus partidos, que es lo importante. Lo que quedó claro es que Holanda no es un equipo hecho para defender, y de hecho parece no saber hacerlo... totalmente replegada atrás por el empuje costamarfileño, dejaban 30 metros entre la línea defensiva y los mediocentros. Bastante extraño. Los africanos jugaron bastante bien, reclamaron hasta cuatro penaltys, estrellaron un balón contra el larguero, tuvieron muchas oportunidades... pero Drogba no es el crack que nos venden y su falta de efectividad les condenó. Se van a casa a falta de una jornada habiendo jugado mejor que muchas de las selecciones de este Mundial, incluso que algunas que están clasificadas para octavos. Además, como siempre les pasa a los africanos, les falta picardía, les falta mala leche... no es lógico que en el minuto 93 tengas una falta en el lateral del área y dejes a 3 jugadores en el medio del campo y el portero en su área, sobre todo si te estás jugando seguir en el Mundial. Por eso nunca ganará nada un equipo africano.

[ Fotos: AFP / afp.com © ]

1 comentario:

Jimeno dijo...

Estoy dispuesto a apostar lo que quieras a que no nos moriremos sin ver a un africano hacer algo grande en un mundial. Y cuando digo algo grande quiero decir algo en plan llegar a la final o ganarla. Tú dales tiempo, sólo les falta un poco de tradición como selección fuera de África, que este año casi todas son debutantes.

Un Beso.