lunes, 19 de junio de 2006

España, a octavos

Con garra. Con sufrimiento. Con lo que hay que ponerle. Con buen juego. Sin excesivas precipitaciones. Tocándola. Buscando la mejor opción de remate. Abriendo la defensa. Sufriendo. Pero ganando. Así se ha clasificado España para los octavos de final en la noche de hoy al imponerse por 3-1 a Túnez (por cierto, si apostara por internet sería rico, he acertado los dos resultados hasta el momento). Esta vez fue completamente distinto al partido de Ucrania. Si en la primera jornada la Selección se puso cómodamente por delante (2-0 a los 17 minutos) en esta ocasión fue su rival la que marcó un gol tempranero que condicionó el resto del partido. Los tunecinos aprovecharon un contragolpe en el minuto 8 para marcar su gol, fruto también de la pasividad defensiva del equipo español y de una pizca de suerte en los regates previos al centro y en el segundo remate de Mnari. Y a partir de ahí, a defender. España tuvo que hacer frente a un frontón humano que apenas si intentaba salir al contragolpe de manera esporádica. Pero esta Selección tiene agallas. Tiene garra. Tiene furia, si así lo preferís denominar. Y a base de casta, consiguió darle la vuelta al marcador.

Y eso que por momentos parecía que el maleficio mundialista iba a volver a caer sobre los nuestros. Parecía que todas las ilusiones desatadas tras el 4-0 a Ucrania iban a caer en saco roto. Pernía, Torres, Xavi, Villa... uno tras otro iban probando fortuna desde todas las posiciones imaginables, pero la pelotita parecía no querer entrar. Incluso los tunecinos sacaron un balón de la misma línea de gol en un córner perfectamente rematado por Xavi Alonso. Así se llegó al descanso, con un dominio escandaloso de la Selección Española, pero con 0-1 en el marcador. En la segunda parte salieron Raúl (por Luis García) y Cesc (por Senna), que revolucionaron el partido. El madridista estuvo presente en casi todas las jugadas, tocando casi todos los balones. Y el del Arsenal se dedicó a repartir juego de manera impresionante, sin rifar un solo balón y con una clase digna de uno de los mejores mediocentros del mundo. Más tarde saldría Joaquín por Villa, pero el bético no fue tan desequilibrante como se esperaba. Y en una de tantas ocasiones españolas, Torres remató en la frontal del área, el portero tunecino rechazó y ahí estaba Raúl, el capitán, como siempre, con la caña preparada, para marcar el empate. Y España se desmelenó. Si ya hasta entonces el dominio había sido espectacular, desde ese momento los tunecinos sabían que iban a perder el partido.

Y no se equivocaban. Tan solo cinco minutos después, Cesc envió un balón de oro a Fernando Torres que se plantó solo delante de Boumnijel y le batió con una clase exquisita. La remontada se había consumado. Pero la cosa no quedó ahí. Los de Luis Aragonés parece que nunca tienen suficiente. Si ante Ucrania no dejaron de atacar en todo el encuentro, hoy no fue una excepción. El jogo bonito español, que dirían si fuéramos Brasil. Torres tuvo una ocasión clarísima, pero el veterano portero de Tünez (el mejor de su Selección junto con el defensa Jaidi) realizó la parada de la noche. Y ya en el 90, el propio Torres era objeto de penalty, que él mismo se encargaría de transformar. Y con ese gol se convertía en el pichichi del Mundial en solitario con 3 goles en 2 partidos. Y pudieron ser cuatro de convertir una última jugada en el descuento en la que, tras un control magistral, remató demasiado alto.

En definitiva, España se gusta, España divierte, sabe a lo que juega y, lo que es mejor, sabe sufrir. Parece que definitivamente algo está cambiando en el equipo español. Junto con Brasil, somos la única selección que puede presumir de llevar 9 encuentros invicta en los Mundiales... a ver hasta dónde somos capaces de aumentar esa racha. Y tras el trámite de Arabia el viernes, llega lo realmente importante, las eliminatorias. ¿Francia? ¿Suiza? ¿Corea? Personalmente preferiría Corea, para poder vengarnos del último Mundial. Pero también hay cuentas pendientes con Francia desde la Euro 2000... y siempre quedaría el hecho de ser los últimos verdugos del gran Zinedine Zidane.

[ Foto: AFP / afp.com © ]

2 comentarios:

Jimeno dijo...

Creo sinceramente que este artículo es parcial y no respeta a los muchos tunecinos que siguen este blog. Por todo eso y mucho más...


BUUUUUHHHHH FUERA... RIFLE.... VETE A CAGARRRR!!!!!!


PD: España tampoco ha jugao como jugó contra Ucrania. Todos los medios diciendo que somos imparables, pero una selección de tercera nos ha metido en apuros jugando MUY básicamente. No sé yo si seríamos capaces de ganar a Corea. Esta España ya la conocemos.

Rifle dijo...

xDDDDDDDDDD

A Corea nos la comemos con patatas. ¿Nos han puesto en apuros? NO. Estaba clarísimo que era IMPOSIBLE que este partido se nos escapara... han marcado y adiós Túnez. La España que conocías no remonta este partido como lo ha hecho hoy ¬¬'