lunes, 5 de junio de 2006

Australia, un equipo con oficio

Esta tarde vi el Holanda-Australia en cuatro y me han sorprendido gratamente los socceroos. También me ha decepcionado un poco Holanda, que no ha abierto el juego a las bandas tanto como de costumbre.

Los de Hiddink (que lleva dos semifinales mundialistas seguidas, ojo) son un bloque compacto, sin estrellas relumbrantes (ese papel debería recaer en Harry Kewell, pero ahora mismo está lesionado) pero sin fisuras, y sabiendo a lo que juegan. Y además, no se descomponen cuando encajan un gol en contra, ni aunque enfrente tengan a una de las favoritas para ganar el Mundial. Hiddink es un técnico valiente (con el simple hecho de jugar el amistoso ya lo ha demostrado. Podría haber salido escaldado su equipo y él estando en su país, pero ha tenido el valor suficiente para medir el verdadero potencial de Australia) y eso lo transmite a sus jugadores, que no tienen miedo de nada ni de nadie. Saben que no tienen nada que perder en el Mundial, y están dispuestos a dar más de una sorpresa.

Bajo palos tienen la gran seguridad que aporta el cancerbero del Middlesbrough Mark Schwarzer, que para muchísimo (hoy por ejemplo ha hecho 3 ó 4 paradones de mucho mérito) y es toda una garantía bajo los palos. Los defensas juegan más cómodos sabiendo que detrás hay un gran portero. Unos defensas que no lo hacen nada mal. Lucas Neill, Moore, Culina y el Sterjovski (sustituido en la segunda mitad por Tim Cahill) se compenetran a la perfección, y hoy tan sólo tuvieron un fallo, cuando dejaron a Van Nistelrooy quedarse totalmente sólo para remachar el gol holandés tras una gran parada de Schwarzer. El resto del partido, perfectos atrás, incluso cuando se quedaron con 10 en el minuto 61 supieron contener a Holanda, que no supo cómo atacar al muro aussie. Habrá que ver cómo se portan contra un equipo que ataque más por las bandas, puesto que hoy Holanda lo ha intentado demasiado por el centro, y por ahí les ha sido más fácil pararles a los australianos.

En el medio, los encargados de llevar la batuta del juego aussie son Brett Emerton y Scott Chipperfield, que se las apañan como pueden. Hoy especialmente no estuvieron muy brillantes, y hubo fases del partido en el que el balón no les duraba ni 30 segundos a los australianos, que se veían encerrados atrás, donde lograban detener la acometida holandesa. Las bandas, sobre todo con Grella, son veloces e incisivas, y una vez recuperado Kewell, que ha tenido un gran final de temporada con el Liverpool, el nivel subirá aún más. Y si Wilkshire no se vuelve loco en el Mundial como hizo hoy, algo más habrán ganado. Y arriba, la responsabilidad goleadora cae sobre el experimentado Mark Viduka, que se compenetra con Bresciano, un jugador muy inteligente. Y con el recambio de John Aloisi, la delantera australiana está bastante bien cubierta. Quizá sus jugadores no jueguen en los clubes más grandes de Europa, pero sí que juegan en las grandes ligas y eso les da una experiencia que será muy útil en Alemania.

En definitiva, creo que Australia puede dar más de una sorprensa en este campeonato, y no sería para nada descabellado que pasaran a octavos, aunque el partido contra Croacia será durísimo. Japón, pese a darme muy buenas sensaciones contra Alemania, creo que lo puede pasar mal ante los de Hiddink. Luego ya contra Brasil... a ver qué sale. En el único Mundial en el que estuvo presente Australia (precisamente en Alemania '74) tan sólo consiguieron un empate a 0 ante Chile, ¿serán capaces de lograr su primera victoria en esta ocasión?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Really amazing! Useful information. All the best.
»

Anónimo dijo...

Hmm I love the idea behind this website, very unique.
»

Anónimo dijo...

Nice! Where you get this guestbook? I want the same script.. Awesome content. thankyou.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.