viernes, 22 de septiembre de 2006

Corrupción en la Federación

Son cosas que la gente comenta por la calle. Llevan ya mucho tiempo en la calle esas impresiones de que el mundo del fútbol, a cualquier escala, está podrido. Podrido desde dentro. Ahí está el famoso caso de los viajes de Villar y Juan Padrón, por poner un ejemplo de la más alta esfera futbolística. La lástima es que nunca sale a la luz un caso con pruebas, investigación profunda y demás. ¿Falta de interés en investigar? ¿Silencio comprado? ¿Ambas? Ahora ha salido a la luz el caso de la Federación Galega de Fútbol.

Para empezar, el presidente de dicha federación, Julio Meana, lleva la friolera de ¡38 años! como presidente. Simplemente con ese dato, uno ya puede pensar que algo no funciona como debería. Por muy buen presidente que se sea, estar 38 años ahí en el poder... muy normal no es. Aparte de que no es bueno para el cargo. Acabas perdiendo la noción de tu cometido real y puedes convertir la federación en tu "cortijo" particular. El escándalo ha saltado tras suspender la Xunta todas las ayudas a la FGF debido a ciertas "irregularidades" en la gestión de los fondos públicos.

Entre esas irregularidades, figura una "prima especial" que el presidente repartió entre sus empleados tras su última reelección. La prima ascendía a más de 1800 euros. Lo peor del asunto es la respuesta de De Llano:

«Es un gesto que el presidente tomó de Madrid. Cuando Villar llegó a la Federación Española estableció como práctica habitual pagar una gratificación a todos sus empleados cada vez que resultaba reelegido, y Julio decidió hacer lo mismo en Galicia».


Es decir, que el señor Villar (no me cansaré de repetirlo...) ¿también tiene por costumbre usar el dinero público en agasajar a sus empleados para festejar su victoria electoral? Victoria que, como todos sabemos, viene precedida de ciertos bolsillos untados, compra de votos, falta de palabra de algunos presidentes, etc. Y pensar que Villar llegó haciendo reformas y demás... pero claro, cuando uno ya lleva 18 años en el cargo, pues se acomoda y en su cortijo hace sus reglas.

Luego existen otras facturas "raras", por llamarlas de alguna manera. Que si cambios de ruedas del coche particular, que si la federación paga la factura de teléfono del secretario general, aperitivos, catas de vinos... ¡a gastos pagados, oigan! Para más inri, el señor Meana cobra 18 millones de las antiguas pesetas al año, más que el presidente del Gobierno. En diciembre hay convocadas elecciones, por lo que Meana habla de "conspiración" para derrocarle. Sinceramente, no estaría mal que hubiera un cambio de presidente en la Federación Galega.

Federación que, por lo menos, tiene elecciones. En Catalunya, por ejemplo, llevaban 25 años sin celebrar elecciones a la presidencia de la Federación hasta el año pasado, cuando salió elegido Jordi Roche. Se fueron sucediendo de vicepresidente en vicepresidente, ya que no había candidatos en la oposición. ¿El por qué? Un misterio. Quizá pensaban que daba igual que se presentaran, ya que no cambiaría nada... Pero 25 años sin elecciones son una barbaridad. ¿Por qué no hay un límite de mandatos? ¿Por qué no se cambia el sistema? Quizá porque a los propios clubes les interesa, ya que luego puede llegar otro que les recorte privilegios y esas cosas, como todos sabemos (¿alguien piensa que el Camp Nou no habría sido clausurado sin Villar en el cargo?). Y se podría seguir tirando de la manta, pero desde este humilde blog no vamos a solucionar nada.

La verdadera cuestión es: ¿Por qué nadie se atreve a investigar a fondo? ¿Hay miedo a que se descubran casos como el Moggi-gate o el más reciente en la Premier League inglesa? El fútbol español necesita una profunda renovación... si quiere seguir siendo fútbol.

5 comentarios:

Tom dijo...

Aqui hacen una investigacion, y tienen que ascendar a clubes de segunda B a primera, para rellenar los huevos ....

Tom dijo...

... la ultima palabra deberia ser huecos ...

Anónimo dijo...

Esto no es nada comparado con el Sant Andreu.

Jordi Royo Vila, ex vicepresidente ejecutivo y gerente del club, y José Manuel Pérez, otro ex del club, están acusando al presidente Manuel Camino de graves delitos con el dinero.

Lo extraño es que los acusadores son ambos fundadores del Grup Andreuenc, que edita dos diarios digitales bastante cutres de Sant Andreu, el Andreuenc y Esport Andreuenc.

Es muy raro, diría que extraño y que huele mal, que dos tipos monten dos diarios y luego intenten hechar a un presidente para meterse ellos. Parece raro, y me levanta profundas dudas.

Yo entendería que estos dos señores fuesen periodistas y punto, o al revés. Pero eso de jugar a dos barajas suena a gato encerrado.

Por cierto si tienen un momento miren como se presenta el tal Jordi Royo Vila en las fotos de las entrevistas que concede, sale en el twiter de su diario como un guaperas de revistas del corazón. Mi hermana lo confundió con un jovencito del cine.

Es posible que todo esto responda a un deseo de poner la cara de más de uno con ansias de protagonismo, hechizado por su refinada belleza. En fin... pa cagarse.

Anónimo dijo...

DIRECTIVOS DIMITIDOS, HAY NOMBRES POR LO QUE VEO QUE SON EFECTIVAMENTE DEL ANDREUENC. UFFFFF-

Jordi Royo Vila
Vicepresident executiu i gerent.
Juan Carlos Campos
Director esportiu.
Joan Manuel Canosa
Vicepresident jurídic i econòmic.
Carles Mora Ripoll
Coordinador de l'àrea social.
Rut Ortiz Busquets
Coordinadora de l'àrea social.
José Manuel Pérez García
Vicepresident esportiu i de màrqueting.
Ramon Maria Calderé
Secretari tècnic.
Eva Bergua Jiménez
Coordinadora de l'àrea social.
Jordi Petit Gil
Coordinador de l'àrea social

Anónimo dijo...

Camino hizo múltiples acusaciones hacia los dimitidos en su momento, fruto de su desasosiego al quedarse solo.

Pero si que es verdad que hay gente con ganas de protagonismo. Y mi opinión es que Jordi Royo es uno de esos, tras dejar la vicepresidencia del club.

El Sant Andreu es una lucha de poder vergonzosa y casi barriobajera, con titulares de muy mal gusto por todas las partes.